¿En cuántas redes sociales debes estar?

Captura de pantalla 2015-02-14 a las 10.56.38Ha sonado el pistoletazo de salida y ahí estamos todos: partidos políticos, periodistas, empresarios, despachos de abogados, ministerios y sindicatos, estudiantes y monjas abriendo cuentas en redes sociales a diestro y siniestro. Con un ordenador, un wifi decente y diez minutos de reloj empezamos a ser alguien en Facebook, Twitter, Instagram, Vine o Google Plus. Ya estamos donde nos han dicho o creemos que tenemos que estar para difundir nuestras actividades o interactuar con nuestros seguidores, lectores o clientes. ¿Y ahora qué?

Estas son algunas ideas que pueden resultar útiles:

1- Prospección previa. Curiosea sin límite por las redes sociales que te interesan y observa qué tipo de contenidos ofrecen actores de su sector o usuarios que te interesen y/o gusten. No se trata de copiar lo que hacen otros sino de analizar qué es lo que hace especial su forma de tuitear o “instagramear.”

2- Piensa qué quieres ser en redes sociales. En la era de la sobreabundancia de información, es más necesaria que nunca una reflexión sobre lo que podemos aportar que sea diferente a lo que ya existe, aquello que haga nuestro perfil novedoso a ojos de los demás. En mi opinión, los seguidores agradecen que en redes sociales, como en la vida, resultemos previsibles, es decir, que sepan qué tipo de información van a encontrar y en qué estilo.

3- Estrategia. El hecho de que las redes sociales estén al alcance de cualquiera y sean tan fáciles de utilizar ha tenido un efecto algo perverso: muchos responsables de empresas (también periodísticas) han minusvalorado, cuando no despreciado, el impacto y la importancia de estas herramientas; es frecuente que gestión de las redes quede en las manos más inexpertas (“que las cuentas las lleve el becario”) y que las claves de acceso circulen de mano en mano sin que existan directrices claras, es decir, una estrategia.

La falta de formación e información, el “esto lo hace cualquiera” lleva provocando desde hace años sonoras meteduras de pata y batidas en retirada de políticos, periodistas, artistas o empresarios.

4 – Ser uno mismo. La impostura y las redes sociales no hacen buena pareja. Aquellos que compartimos y cómo lo hacemos dice mucho más de nosotros de lo que creemos.

5- Comparte de lo que sabes. Aprovecha tu conocimiento sobre un tema específico para recomendar contenidos a los demás. Eres un prescriptor muy valioso para tus seguidores.

6- La teoría del mantenimiento. No hay nada más triste que una cuenta en Facebook o Instagram abandonada a su suerte, sin actualizar desde hace meses o años. Convendría evitar esta imagen sobre todo si eres una empresa o un medio de comunicación. Resulta más sensato hacer una previsión sobre nuestras posibilidades reales de mantener activas y renovadas nuestras cuentas en función de los efectivos y necesidades.

Como dice José Mota, si hay que ir se va, pero ir “pa ná” es tontería.

 

Publicado en España, Periodismo, Redes sociales | Deja un comentario

Cinco ideas para usar Vine en periodismo.

Captura de pantalla 2015-02-05 a las 22.50.08 ¿Qué puede contar un periodista en un vídeo de siete segundos? Muchas cosas, y sería una pena no aprovechar esta pequeña narrativa periodística teniendo en cuenta su sencillez en el manejo, la rapidez con la que puedes difundirlo y lo bien presentado que aparece en tu cuenta de Twitter. Sólo hay que tener en cuenta algunas pequeñas reglas como estas:

1- Combate el “síndrome del turista descontrolado”. Es una tentación real: grabar en Vine es tan fácil (basta con apoyar el dedo en la pantalla) que nuestro primer impulso es grabar (y difundir) a diestro y siniestro. No es una buena idea. Como en el caso de otras redes sociales, es mejor dar una pensada a lo que queremos ser o queremos aportar desde nuestra cuenta de Vine para no aburrir, confundir o agobiar a nuestros seguidores.

2- Entrénate en la captura de secuencias. Vine permite capturar (o importar desde una grabación de tu móvil) siete segundos de un acontecimiento. Algunas grabaciones aburrirán a las ovejas pero en otras pasarán cosas: el grito de una manifestación, el paso cansado de un anciano afectado por las preferentes o el paso decidido de un ministro camino de la dimisión. El hecho de aislar en un pequeño vídeo ese fragmento de información le otorga una intensidad de la que uno sólo es consciente cuando lo reproduce.

Captura de pantalla 2015-02-05 a las 22.51.573- Las microentrevistas en Vine son posibles… a condición de “formatear” las preguntas, es decir, trata de plantear una cuestión que genere una respuesta rápida y sencilla.

4- Muévete con el móvil. Si grabas un plano secuencia y andas mientras grabas tu Vine, imprimirás un mayor dinamismo a la imagen.

5- Graba… y escribe. Una vez realizado tu Vine, antes de publicarlo, puedes aprovechar el centenar largo de caracteres disponibles para lucirte en el titular o aportar datos complementarios a los que pueden verse en el vídeo. Recuerda que el texto de tu Vine será el que aparezca también en tu cuenta de Twitter. Merece la pena ser cuidadoso en su concepción y redacción.

 

 

 

 

Publicado en España, Periodismo, Redes sociales, Twitter | Deja un comentario

Cinco claves para retuitear en periodismo

Captura de pantalla 2015-01-30 a las 09.16.15Uno de los caminos más cortos para acabar con una buena marca personal en Twitter es meter la pata retuiteando. Rebotar contenidos ajenos parece una actividad inocente y exenta de riesgos. Nada más lejos de la realidad: cuando incorporamos a nuestro timeline tuits ajenos, estamos ofreciendo bastantes pistas de nuestro perfil profesional y nuestra manera de ser. Como sucede con el algodón del mayordomo del anuncio, Twitter no engaña, es decir, que nuestra forma de tuitear dice mucho más de nosotros de lo que sospechamos y/o esperamos.

En esto no hay ciencia exacta, pero después de años de uso he retenido algunas, creo, buenas prácticas que comparto con vosotros.

1- Embajador de tu medio, pero sin pasarse. La versión siglo XXI del pelota de la oficina (el del cepillo) tiene su plasmación en las redes sociales en el tipo que contamina tu timeline con una sucesión de enlaces a reportajes, programas, noticias o podcasts de quien le da de comer. Mal negocio. ¿Qué interés tiene una cuenta que discurre en paralelo a la de su propio medio? En esta época de sobreabundancia de información hay que filtrar y elegir los contenidos corporativos que queremos destacar.

 2- Sé generoso. Cuando te gusten mucho tuits o enlaces que publican los demás, adelante… pero con cabeza. En el caso de los medios que son competencia directa, quizás un retuit resulte poco natural (siempre puedes cambiarlo por un halago público al trabajo del compañero “del medio enemigo” que firma un gran trabajo), pero nada te impide hacerlo con otros medios que, por especialidad o ámbito geográfico, no compiten con el tuyo directamente.

Si eres un periodista independiente, tienes un margen de autonomía mayor pero es idéntico el riesgo de abrumar al seguidor si tienes flojo el dedillo del RT.

3- Retuitea contenidos sobre los temas que tus seguidores saben que controlas. Una cuenta de Twitter es un buen camino para labrarse un perfil de prescriptor cuyas recomendaciones serán aceptadas y agradecidas por los seguidores. Sin comerlo ni beberlo, esta práctica se ha convertido en uno de las mejores procesos de selección de conocimientos en las redes sociales.

4- Retuitear halagos, un campo de minas para tu marca personal. En este capítulo hay tantas opiniones como usuarios. Mi impresión personal: agradecer un cumplido es una cosa y otra bien distinta “sacar músculo” con las alabanzas ante todos tus seguidores y, sobre todo, hacerlo sistemáticamente.

5- La sutilidad. El reto es concebir un retuit con las dosis justas de elegancia e intención  para que se convierta en la mejor manera de cuando  llamar la atención sobre un tema que te interesa sin hacer demasiado ruido, afrontar un conflicto en Twitter sin peleas o lanzar un mensaje indirecto a un amigo/a o seguidor/a (que sabrá que ese retuit es para él/ella).

¡Buen retuit!

Publicado en España, Periodismo, Redes sociales, Twitter | Deja un comentario

Diez consejos para buscar información fiable en #Twitter

IMG_0042

 

Confirmado: #Twitter es ya un medio planetario. Los atentados en #París y las operaciones policiales que siguieron han consagrado a esta red social como un plataforma global para contar y obtener información en tiempo real. Para un periodista se trata de una práctica de cierto riesgo teniendo en cuenta el volumen de rumores, datos sin confirmar o, directamente, información manipulada que circulan por las redes sociales.

Estos son algunos consejos, fruto de la experiencia, para optimizar el uso de la información en redes y minimizar los peligros.

1- Ordena la información. Haz listas temáticas en Twitter.

2. Busca las listas de otros usuarios reconocidos. Las podrás encontrar dentro de cada perfil y trabajar con ellas siempre que no hayan sido bloqueadas para un uso exclusivo.

3- Usa el buscador de Twitter (la lupita de arriba)  como un miniGoogle

4- Verifica la información de las cuentas que no conoces analizando el perfil de los usuarios, mirando por ejemplo, su número y perfil de seguidores y las cuentas a las que sigue.Huevo tuitero

5- Una cuenta de Twitter con foto de huevo es potencialmente peligrosa para un periodista. Desconfía.

6-  Sigue a medios y periodistas y expertos de referencia para el tema en cuestión… que puedes tener ya ordenados gracias a listas confeccionadas previamente.

7- Habla. Aprovecha las posibilidades de interacción inmediata para obtener o comprobar datos directamente con el usuario que los produce.

8- En caso de duda sobre la veracidad de imágenes difundidas en Twitter, verifica su origen utilizando la posibilidad de búsqueda en Google Images

9- La información oficial importa y es cada vez más abundante en las redes sociales gracias a la presencia de organismos e instituciones de todo pelaje: partidos políticos, servicios de emergencias o instituciones gubernamentales. Aprovéchala.

10-Busca información en las redes sociales que son más utilizadas en el país o región donde se produce la noticia. Twitter es un maná de datos en Occidente, pero no hay que olvidar que Vine es ya un mini You Tube o Facebook la preferida, por el momento, en grandes áreas de Oriente Próximo y el Magreb.

Buscar, ordenar, filtrar: el mantra del periodista en #Twitter.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Una fotografía en París y una carta para Edu.

FullSizeRender(1)Querido Edu:

Descubro tu post al aterrizar en Madrid, después de unos días intensos en París cubriendo una manifestación que no olvidaré nunca. He dedicado el vuelo a leer la edición especial que Le Monde ha publicado hoy. Es un cuadernillo muy trabajado cuyas páginas centrales están ocupadas por una sólo foto, una magnífica y emocionante vista en altura de la plaza de la República durante la manifestación. La firma Kenzo Trebouillard de la agencia France Presse. Me he preguntado cuántos periódicos en España se hubieran atrevido a hacer algo parecido. Además, vuelvo de París con la penilla de haberme quedado en las puertas del Hotel de Ville (Ayuntamiento) que tiene programada hasta marzo una exposición de trabajos de la Agencia Magnum. Me han explicado que hoy, por motivos de seguridad, estaba cerrada; mañana volverán a abrir.

Viví en París diez años al lado del hotel de Sully, un centro de exposiciones dedicado sólo a la fotografía: allí descubrí a los artistas de Magnum, a Jacques Lartigue, Gilles Caron, Weegee o Brassaï. Años después, en Madrid, compré un estupendo libro de Brassaï en el Vips de Princesa con el que me entretuve durante una espera larga en Moncloa mientras  Ibarretxe y Zapatero hablaban del plan soberanista del Lehendakari. Ese libro fue la excusa para una conversación con un fotoperiodista con el que, diez años después, sigo compartiendo exposiciones y charlas sobre fotoperiodismo (además de otras cosas).

La fotografía es parte de mi vida y, por esa razón, me ha sorprendido que pudieras interpretar ese punto del decálogo de prejuicios sobre el periodismo que viene (“la fotografía, para los fotógrafos”) como una llamada a la extinción de una profesión ahora más esencial que nunca. Se trata más bien de lo contrario.

Durante años los “plumillas” han vivido desligados de la parte gráfica de las informaciones, como si la fotografía no formara parte de las noticias que cubrían. ¿Cuántas veces hemos visto a nuestros colegas de la prensa escrita llamar precipitadamente a la redacción (“Que venga el fotógrafo”) porque se habían dado cuenta de que lo que estaba sucediendo merecía una cobertura gráfica? Yo reivindico el valor de la imagen como soporte esencial en los medios. Decidir qué coberturas merecen un tratamiento gráfico no puede quedar limitado a una reunión de previsiones sino a una reflexión colectiva.

Creo, sencillamente, que todos, periodistas, fotógrafos, responsables de área, debemos, en la época de los medios digitales, hacer continuamente ejercicios de gimnasia narrativa, es decir, preguntarnos ante cada previsión, cada cobertura, qué narrativa es la mejor para esa noticia: un texto, una fotogalería, un directo de televisión, una entrevista…

Algo así estuvimos ensayando durante algún tiempo en un proyecto de medio digital, Terra y fue muy interesante: existía un enorme caudal de fotografías (cinco agencias) y nos entrenamos en contar noticias a través de fotogalerías con apoyos de textos muy cuidados; cubrimos manifestaciones con streaming de vídeo y haciendo fotografías con nuestros teléfonos móviles para alimentar nuestros “minuto a minuto”. El gran Gabriel Pecot se unió a nosotros para las coberturas importantes y sus fotografías aportaban un plus de excelencia. Todo, bajo el ojo experto de Jon Barandica. Un medio digital con un editor gráfico, esa fue nuestra apuesta.

Por supuesto, Edu, que una cámara no hace a un fotógrafo, pero los teléfonos móviles nos ofrecen a todos una oportunidad impagable de captar un momento noticioso. ¿Por qué un periodista no va a usar su móvil para recoger pancartas de la manifestación de París o captar a un imputado que abandona apresuradamente la Audiencia Nacional? Esa foto podrá alimentar una cuenta en Twitter o actualizar la noticia en la web pero nunca sustituir el trabajo de un fotógrafo profesional, que será el que abra la portada de papel o la web. Esos trabajos con peso que permanecerán en nuestra memoria. Como la foto de Kenzo Trebouillard en Le Monde y otras tantas que vienen de París estos últimos días. Como tus propias fotos, o las de Emilio, Jose, Gorka, Carlos…

Un beso grande

Carmela.

Publicado en España, Periodismo, Redes sociales | Deja un comentario

Aquel día de enero en París. 11.1.2015. #jesuischarlie

11 de enero de 2015: una gran lección de libertad y democracia. Estas son las imágenes de un largo paseo de ocho horas en el corazón de la manifestación de #París.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Diez prejuicios que derribar para disfrutar del periodismo que viene.

Captura de pantalla 2014-12-22 a la(s) 23.21.431- Los periodistas “pata negra” son sólo los de la prensa escrita.

2- La imagen es un complemento a la información, pero no la información.

3- La fotografía, para los fotógrafos.

4- Yo no sé hacer vídeo ni quiero aprender.

5- Un contenido periodístico corto, (un tweet, un microvídeo)  es una ocurrencia, pero no es periodismo.

6- Un contenido periodístico corto no puede ser tomado en serio porque no ha requerido mucho trabajo.

7- La redes sociales sirven esencialmente para alimentar el ego y departir con falsos amigos.

8- ¿Hacer periodismo en redes sociales? ¿Bromeas?

9- Que la cuenta de Twitter la lleve el becario.

10- Que aprendan los nuevos. Esto me pilla mayor.

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios