Las cosas que quise contar a Miguel

Imagen

Hace un par de días entrevisté a Miguel Ríos. El encuentro acabó con un abrazo y unas cariñosas palabras de Miguel estampadas en el ejemplar de su libro de recuerdos “Cosas que siempre quise contarte”,  que la editorial me hizo llegar para que preparara el cuestionario.

Salí de aquella sala tan luminosa con vistas al Paseo del Prado pensando que mi trabajo no estaría completo si no contaba esto que leen ahora y que, espero, él pueda leer algún día.

Se nota que Miguel es tu tipo que ha recibido muchos cariños en la vida porque los devuelve con una gran naturalidad. A mí me llama “prima” desde que un día me lo crucé en un pasillo de Sogecable, donde yo trabajaba tras volver de mi puesto de corresponsal en París. Yo creía que este hombre no me conocía de nada”.  Me equivoqué: al descubrirme exclamó “¡Pero si es mi prima” y, tras un inesperado abrazo me contó que seguía mis crónicas francesas y que, cuando me veía en la tele,  presumía ante su mujer de aquella Ríos, “mi prima” corresponsal en París. Ni en aquella ocasión ni en las que vinieron después he tenido ocasión de contarle algunas cosas.

Yo querría haberle contado que su Rock and Rios puso banda sonora a mi adolescencia y a la de mis amigos. Era un disco euforizante cuyas canciones cantábamos a voz en grito en plena calle. Y querría haberle contado que ha sido mi última entrevista pero también la primera. Ocurrió hace una eternidad, cuando ya estudiaba en Madrid y aprovechaba los veranos en Ceuta para hacer prácticas en “El Faro”. Aquel año, con motivo de la Fiestas Patronales el Ayuntamiento programó un concierto de Miguel Ríos en el Estadio Alfonso Murube y a mi me faltó tiempo para presentarme voluntaria y cubrir el evento.  Miguel despachó a aquella becaria con diligencia y educación si bien proporcionó bastante material para poder rellenar una página.

Y querría haberle contado que en París, cuando el cielo estaba más oscuro de lo acostumbrado y me preguntaba qué diablos hacía tan lejos de mi familia, de mi sol y de mi mar, su música era el más eficaz antidepresivo junto al jamón de Guijuelo. Los vecinos de mi casa en la plaza de la Bastilla reconocerán su voz, seguro.

Y querría haberle contado que en su Granada natal yo también encontré mis rincones mágicos. Nueva de Cartuja, donde se agolpan los recuerdos más dulces.

Imagen

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

¿Qué fue de los fotógrafos del caso Diana de Gales?

Imagen“Pensaba que la policía nos llevaba para interrogarnos en la comisaría del barrio. Ni un segundo imaginé que nos detendrían, aún menos que nos iban a procesar. Todo esto me parece absurdo y estúpido”.

Jacques Langevin, es uno de los siete fotógrafos que siguieron a Diana de Gales y Dodi Al Fayed en sus últimas horas de vida. Desde el hotel Ritz de París, donde la pareja cenó aquella noche del 30 de agosto de 1997, hasta el Pont D’Alma, en cuyo túnel se estrelló el vehículo.

Langevin, fotoreportero de la agencia Sygma,  se encontraba de guardia aquel sábado. Según su propio relato, publicado por el diario francés Libération, Langevin estaba cenando aquella noche con unos amigos cuando a través de una llamada telefónica le confirmaron que Diana de Gales y su presunto novio estaban en París. Interrumpió su cena y acudió al hotel donde consiguió unas cuantas fotos cuando, tras cenar a solas en la suite Imperial, la pareja abandonaba el establecimiento por la puerta trasera. Dodi y Diana ya sabían que su escapada parisina sería de todo menos secreta así que al Fayed pidió al conductor, Henri Paul, que les trasladase al lujoso apartamento de Campos Elíseos propiedad de la familia del millonario. Allí pasarían la noche.

 El fotógrafo, asegura, no trató de perseguir el vehículo. como otros de sus colegas. Recogió el material y emprendió el regreso a casa en su propio automóvil. Al pasar por el Pont D’Alma, Langevin divisó “de lejos un coche de policía, gente agolpada, pensé que era un accidente de coche. Pero ví cómo se alumbraban flashes de fotógrafos y decidí bajar al túnel”.

 Langevin tomó algunas fotos del Mercedes destrozado. Minutos después la policía lo embarcó en un furgón con otros seis colegas. La imágenes de los fotógrafos camino de comisaria dio la vuelta al mundo.

 Como el resto de fotógrafos, Jacques Langevin fue procesado por homicidio involuntario y no asistencia a persona en peligro, una acusación reforzada por los testimonios que hablaban de una feroz persecución, de acoso por parte de los fotógrafos. La investigación de la Brigada Criminal francesa reveló otros datos determinantes: el chófer, Henri Paul, conducía con 1,79 gramos de alcohol por litro de sangre. Y circulaba demasiado rápido para dominar un vehículo lanzado a 100 km por hora en el descenso de un túnel estrecho.

En septiembre de 1999, el juez del caso, Hervé Stephan, presentó, tras dos años de investigación, un exhaustivo informe que confirmaba la responsabilidad del conductor en lo sucedido y descargaba a los fotógrafos de cualquier carga penal  El millonario Mohamed Al Fayed, padre de Dodi, no se dio por vencido y presentó en 2003 una segunda denuncia, esta vez por atentado a la vida privada y sólo contra tres fotógrafos, entre ellos, Jacques Langevin. Argumentaba que, al inmortalizar el coche, los fotógrafos no habían respetado un “lugar privado”. Su razonamiento no fue atendido por la justicia francesa que absolvió a los fotógrafos. Al Fayed recurrió la sentencia y consiguió una pequeña victoria: el Tribunal de Apelación condenó a tres los reporteros al pago simbólico de un euro. Esos tres euros son todo el rastro judicial del caso.

Imagen

 De los fotógrafos que vivieron aquel episodio, sólo uno Romuald Rat, abandonó la profesión. Fue el primero en socorrer a Diana de Gales tras el accidente. Como él mismo relató a la televisión francesa, no dudó en abrir una de las puertas del coche donde encontró a Diana sentada en el suelo del coche, tras el fuerte impacto. Le tomó el pulso y trató de tranquilizarla con algunas palabras en inglés. Cuando llegaron los médicos retrocedió algunos menos y disparó con su cámara.

El resto de fotógrafos ha seguido trabajando durante todos estos años, Sólo la crisis o la edad han puesto fin a sus carreras. El caso Diana de Gales está cerrado… o casi. Scotland Yard investiga actualmente nuevos datos sobre un presunto complot aportados por los familiares de un soldado de las fuerzas especiales británicas.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

#miszapas …. y las de mis amigos.

Estos son los siete pares de zapatillas que componen, por el momento, el álbum #miszapas. Fue una ocurrencia del pasado fin de semana tras volver de un largo trotecillo. Sentada en el césped me descalzé y, entre el subidón de endorfinas y la reventona luz de primavera en Madrid, mis zapatillas me parecieron muy bonitas y decidí hacerles una foto. Y, entre el subidón y endorfinas y la reventona luz de primavera en Madrid, me dio por compartir la foto y pedir en Twitter las fotos de otras zapatillas.

Sospecho que detrás de cada cada par de estos zapatos, existen sensaciones comunes: la pequeña euforia tras ajustar calcetines, atar los cordones y saltar ligeramente para ajustar el pie. Salir de casa, poner a cero el cuentakilómetros con la ilusión del pequeño proyecto recién empezado. Tengo años suficientes para saber que lo importante no es la meta sino el camino: los paisajes, el cielos, el aire fresco en la cara, la música.

De todo eso habla #miszapas. Bienvenidos.

Minientrada | Publicado el de | 2 comentarios

Contar en seis segundos una idea sobre el futuro digital. Doce pronósticos en minivídeo.

Todos los participantes en la tercera sesión de Nethinking 2013

Todos los participantes en la tercera sesión de Nethinking 2013

En un mar de incertidumbres acaba este año la tercera edición de #Nethinking 2013. ¿Dónde va Internet? ¿Debemos buscar otro trabajo los periodistas que hemos rebasado los cuarenta? ¿Hay algún manual para educar a nuestros hijos sobre cómo y cuántos contenidos digitales deben o pueden consumir? He pedido a mis once compañeros del Congreso que se colocaran delante de mi teléfono móvil y resumieran en seis segundos una idea sobre hacia dónde camina Internet. Son tan buenos que cada mini opinión es un dardo, un punto de arranque de una reflexión de horas.

Espero que os gusten.

Yoani Sánchez @yoanisanchez. Periodista y bloguera cubana.

Mario Tascón @mtascon. Periodista y experto en infografía digital

Antonio Delgado @adelgado. Periodista y blogero especializado en tecnología

Pepo Jiménez @kurioso. Autor del blog kurioso.es

Raquel Martos @RaquelMartos. Periodista, humorista, guionista y escritora,

Javier Pedreira @wicho. Fundador de Microsiervos.

Marilín Gonzalo @Marilink. Responsable de producto de eldiario.es

Eduardo Arcos @earcos: Fundador de Hipertextual

Ismael El Qudsi @elqudsi. CEO de Internet Republica

Julio Alonso @julioalonso. Fundador y Director de Weblogs SL,

Nacho de la Fuente @nafuente. Responsable de redes sociales de La Voz de Galicia.

Carmela Ríos

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Soltar el trapecio o cómo avanzar en el periodismo digital. Seis ideas debatidas en #Nethinking 2013.

Imagen

“Estamos en las contracciones”. De un parto, doloroso, largo pero esperanzador ha hablado en Galicia la bloguera cubana Yoani Sánchez. Así se están adaptando los medios tradicionales a los soportes y herramientas que ofrece Internet.

 Yoani Sánchez es, junto a periodistas como Mario Tascón, Raquel Martos o Marilín Gonzalo, una de las invitadas a NEThinking, que este año cumple su tercer aniversario. Se trata de un foro sobre Comunicación e Internet impulsado desde la Fundación Isla de San Simón (Pontevedra). La mesa de debate sobre periodismo e Internet ha dibujado un panorama lleno de incertidumbres para los profesionales y las empresas.

 1- HAY QUE SOLTAR EL TRAPECIO. Los medios de comunicación tradicionales entran en Internet, pero “nadie ha sabido coger el trapecio sin soltar el anterior”. Es el diagnóstico del director de Weblogs Julio Alonso, para quien la crisis ha “reducido la pista de despegue” en el rumbo a la era digital. La crisis lo ha acelerado todo.

 2- PÁNICO A BORDO. Dice Mario Tascón que el “terror ha entrado en la vida de los medios tradicionales” al constatar que no dominan el lenguaje digital ni tienen profesionales formados para ello.

3- PERIODISTAS AL COLEGIO. La era Internet supone una voladura controlada de los sistemas de trabajo que muchos periodistas han practicado durante décadas. Formación es la palabra mágica: en nuevas narrativas, escritura digital y dominio de las redes sociales, entre otras competencias.

 4-TWITTER SI, PERO SIN PASARSE. A estas alturas ya nadie discute la importancia de Twitter como “portada de la portada”, un medio de promoción de nuevos contenidos y un gran generador de marca personales. Pero, como valoran Marilín Gonzalo o Eduardo Arcos, CEO de Hipertextual, actúa en ocasiones como una caja de resonancia, amplificando la importancia de las noticias.

 5- EL ÚLTIMO QUE CIERRE LA PUERTA. “Hay mucho gente generando contenidos pero no hay mercado suficiente para todos”, según Julio Alonso. El exceso de oferta es uno de los problemas que enfrentan los medios de comunicación. Para Pepo Jiménez, la clave está en fragmentar los contenidos. De esta forma el público accederá a sus temas de interés y estará en disposición de pagar por ellos. 

6- LA BATALLA DE LA CONFIANZA. “Este es un momento importante para la opinión”, valora Raquel Martos. Los periodistas, a través de sus marcas personales, y los medios de comunicación deben demostrar con su trabajo que son merecedores de la confianza. O lo que Antonio Delgado denomina “crear comunidad”.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Sobre El País y los buenos periodistas.

Imagen

Quería contarles una batallita de periodista. Hace algunos años los responsables de Informativos en Cuatro decidieron encomendarme la corresponsalía de Tribunales, lo que entonces equivalía a pasar buena parte del día en la Audiencia Nacional, el gran generador de noticias del ramo. Tuve mucha suerte: aterricé en la sala de prensa, llamada “zulo” con todo merecimiento, donde nos encontrábamos cada día periodistas “de todo pelamen”, como dice mi amiga Valeria. A fuerza de guardias, de risas, de análisis conjuntos de sentencias y de hacerse favores, aquel grupo soldó un vínculo que no se deshará nunca. Yo tuve el privilegio de estar allí algún tiempo.

En esa pandilla tribunalera se cruzaba gente grande como Cristina Onega, Daniel Campos, Bea Parera, Manuel Marraco, Javier Alvárez, Raquel de Blas, Julio Muley o Miguel Angel de la Cruz. También dos periodistas de El País: Txetxo Yoldi, un veterano, con una agenda de contactos tan grande como su retranca. Txetxo es este tipo de periodistas a los que le brillan los ojos cuando tiene una buena historia entre manos. Y se le nota mucho, aunque él no lo sepa. Es un entusiasta enamorado de su oficio. El otro redactor se llama Manuel Altozano. Manu es de esos a los que les quema el tiempo que no están llamando a una puerta o marcando un teléfono porque sabe que sólo del trabajo de campo salen los temas que merecen la pena. No recuerdo a Manu Altozano sentado en el zulo más de media hora. Si no hay que rascar en la Audiencia, echa al hombro su cartera y brujulea por el Consejo del Poder Judicial o el Tribunal Supremo.

Txetxo y Manu han firmado, gracias a su tesón y talento, un montón de informaciones relevantes en el periódico para el que trabajan.

No es el medio, son los hombres y las mujeres de El País y esa forma de entender la profesión. Convendría no perderla, convendría no olvidarla.

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

#12m15m: El retorno a Sol en 21 imágenes

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario