Francisco Camps y el campo de minas.

Leo en el Diario Levante que el presidente valenciano, Francisco Camps, celebró anoche en Sevilla una cena con 300 personas, en su mayoría miembros de su propia delegación. Por fin había cosas que celebrar. El sábado por la mañana, y tras meses de silencio impuesto por el avance judicial del caso Gurtel, el presidente valenciano volvió a la escena pública. Habló (de sanidad)  en la Convención Nacional y fue ovacionado. Eso sí, ningún barón destacado del partido estaba en la sala cuando intervino.

Camps espera una inminente proclamación oficial de su candidatura a la presidencia del Consell. Las encuestas le son más que favorables pero no así la trayectoria de las causas relacionadas con el caso Gurtel. El caso está vivo y hace de Camps el eslabón débil de la cadena que el Partido Popular está trenzando hasta la victoria en las municipales de mayo.

Judicialmente Camps y, sobre todo, Rajoy, deben estar preparados para un doble disgusto. El juez valenciano que instruye la causa de los trajes,  José Flors tiene, a priori, todos los elementos que necesita para dictar auto de apertura de juicio oral y decidir si Camps incurrió en cohecho al aceptar trajes de la trama Gurtel por valor de 12.000 euros. Ello convertiría a Camps en un candidato a punto de ser juzgado: no es el mejor titular para aderezar la campaña de las municipales.

El tema de los trajes puede resultar casi anecdótico si el Tribunal Superior de Justicia de Valencia reacciona y abre causa aparte ante la avalancha de informes y datos que apuntan a una presunta financiación ilegal del PP valenciano. El sumario del Gurtel, que ya es accesible en su totalidad, describe con claridad, por ejemplo, cómo empresas valencianas como Sedesa, Lubasa u Ortiz e Hijos, pagaron facturas del partido por eventos y actos que fueron organizados en su gran mayoría por el equipo de Orange Market, con “El Bigotes”, Álvaro Pérez a la cabeza. Un personaje extraordinario al que dedicaré un post en exclusiva próximamente.

Pero hay más sobre financiación ilegal del PP valenciano. Se trata de datos recientes, algunos no han sido aportados aún al sumario pero van en la misma dirección y pueden afectar a nombres destacados del gobierno valenciano.

Es decir, que la justicia va a seguir marcando los tiempos a Camps, para quien abordar la campaña electoral este año puede resultar una experiencia comparable a una marcha triunfal sobre un campo de minas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Francisco Camps y el campo de minas.

  1. Pavle33 dijo:

    Cada vez estoy más desencantado con los políticos de este país. En lugar de trabajar en la resolución de los problemas reales que todos conocemos como el paro, el pésimo nivel de educación de nuestros congéneres, la prácticamente nula inversión en I+D para crear un tejido industrial fuerte, el disparate de política energética que sufrimos, etc, etc, malgastan su tiempo y el nuestro en una orgía de insultos, en ver quien lanza la última encuesta para decir blanco o negro según convenga, en un sinfín de anuncios para no decir nada. Es desesperante.
    Convención del PP en Sevilla para presentar los-las candidatos a las próximas elecciones y en lugar de exponer las líneas de su programa electoral se limitan a pasar un fin de semana en el circo. Todo es show. Vacío.
    La semana que viene le toca al PSOE, supongo que será más de lo mismo. O eso, o una serie de medidas en batería que no han sido meditadas, ni estudiadas con seriedad y consecuentemente serán cambiadas o directamente olvidadas en el baúl, como tantas otras.
    Casos como Fabra o Camps y tantos otros no suponen nada para el electorado de derechas como se viene demostrando. Siguen ganando con mayorías absolutas. La gente “es feliz”. No nos engañemos. Mucha gente tiene asumido que el político en el poder, sea quien sea, está en la poltrona para “pillar”. Se da por descontado. Triste pero real.
    ¿De dónde sacan el dinero los partidos políticos para su financiación? No hay transparencia.
    Mejor paro aquí. Tanto pesimismo no lleva a nada bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s